España

España
Adoro viajar a lugares nuevos y distintos, es una experiencia que abre la mente y enriquece, nos expone a elementos nuevos. Son precisamente esas diferencias las que nos permiten reflexionar y valorar aspectos que de otra forma no hubiéramos cuestionado jamás quedándonos en nuestra zona de confort.

Morella

En medio de la nada y tras una carretera larga y sinuosa se extiende este pueblo de calles empinadas que araña la ladera de una montaña, protegido por una antigua muralla y coronado por un peñón donde se encuentra un castillo ya en ruinas.

Binibeca

Me encanta este pequeño núcleo del sur de Menorca. Casas blancas con pequeñas callejuelas, con una arquitectura de pueblo pesquero antiguo, cuidado y lleno de plantas por todas las esquinas.