Las marismas (Arnaldur Indridason)

Las marismas (Arnaldur Indridason)

36
0

Cuando tengo que escoger el siguiente libro a leer, más que tirar por un género o ir a una librería, me dejo llevar por las recomendaciones de los amigos, me gusta preguntar a la gente qué lee, saber más de sus gustos y ver si hay alguno que especialmente les haya dejado huella, además de permitirme disfrutar de una interesante conversación.

Una tarde estaba charlando con Michael cuando descubrí que disfruta de la novela policíaca. Es un género al que me aficioné mucho en la adolescencia, cuando devoré (literariamente hablando) gran parte de la colección de Agatha Christie (mi favorito de todos, el gran clásico Y no quedó ninguno) y todos los que Sue Grafton había escrito en esa época bajo la saga del abecedario, con la detective Kinsey Millhone que se estrenaba en A de adulterio.

Habíamos hablado además de Islandia, lugar que se me antoja algún día visitar, y a colación de ambos temas Michael me recomendó leer Jar City (traducido como Las Marismas), de  Arnaldur Indridason, una propuesta con trasfondo islandés.

Es un libro oscuro, y eso me gusta. Los personajes son tortuosos, hoscos y directos en las conversaciones, sin diálogos grandilocuentes, lo que uno esperaría de policías y personas sencillas, pero con un gran nivel de descripción de las escenas y las reacciones.

Erlendur es el protagonista, obstinado investigador cuya relación con su hija se convertirá en una metatrama secundaria que añadirá frustración y tensión a toda la historia, entrelazándose convictos de la trama principal con la subtrama de la hija por sus problemas de adicción. Tanto las historias de los distintos personajes, las relaciones y los escenarios, con escenas como la excavación de los cimientos de una casa de donde salen cucarachas, insectos y podredumbre, mantienen eso halo agobiante de una isla pequeña donde todo el mundo se conoce: los criminales, sus víctimas, la gente corriente, todos bajo un escenario gris y lluvioso.

El hilo lo mantiene el asesinato con el que empieza la historia, atípico según Erlendur, quien sentencia que los crímenes en Islandia son más bien un embrollo con pistas claras y no crímenes calculados y difíciles de resolver. La investigación nos recordará que ha hubo un tiempo incluso en Islandia donde a ojos de la policía una mujer no era víctima de algunos crímenes cometidos por un hombre, sino que era tratada como culpable de su desdicha:

“Erlendur had once read that the past was a different country and he could understand that. He understood that times change and people too. But he wasn´t prepared to erase the past.”

Y a través de ese recorrido de escrutinio de pasado y presente es cuando se van perfilando curiosidades de la sociedad islandesa y de cómo ha evolucionado, ese país convertido en al mayor laboratorio genético del mundo, un elemento presente en la historia.

No es un libro con grandes momentos de pensamiento, he subrayado unas pocas frases en el Kindl que prefiero no compartir aquí por evitar estropear ningún momento de la historia, pero aún así logró engancharme de principio a fin. Quizás un fallo es que toda la historia se centra en unos pocos personajes, mientras que otros como Sigurdur Oli son meros secundarios que aparecen bastante pero que no se perfilan como esperaría.

En cualquier caso, creo que es un buen libro para alguien que le guste mucho el género negro. Y si además se es fan del escritor Stieg Larsson, creo que la saga de los asesinatos de Reykjavik iniciada con Jar City puede ser de agrado, pues siento que el estilo narrativo de ambos tiene algunos puntos en común.

Veré si puedo encontrar la adaptación en cine del libro, Mýrin. Tengo curiosidad ahora por ver que tal la adaptación en cine, ¡espero no arrepentirme!

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario