El paraíso de Elva (Felicidad Ramos)

El paraíso de Elva (Felicidad Ramos)

22
0
Presentación en Barcelona
Presentación en Barcelona

Hace poco he terminado de leer El Paraíso de Elva, de Felicidad Ramos. Se trata de una historia contada en primera persona por la dulce y soñadora Elva, toda una aventura que empieza por un deseo pedido a una estrella fugaz en una cálida noche de verano, y que la llevará a tierras escocesas para saber más de Connor, un laird fuerte y socarrón que sucumbirá a los encantos de la encantadora protagonista.

La historia cautiva por una mezcla única de humor y amor, y la narrativa es pura dulzura sin ser empalagosa en ningún momento, en su justa dulzura. Sonreí, reí y me imaginé perfectamente a los protagonistas. Pero no por ser una historia cargada de descripción física, ni tan siquiera por escenas sexuales. Es pura sensualidad, una exquisita narración de las emociones y reacciones, una historia de amor que no necesita de escenas de cama para soltar la imaginación y desear ser esa Elva rodeada por brazos fuertes y musculados.

Después de la visita inesperada en una primera parte breve pero intensa, la curiosidad de Elva la llevará a encontrarse con un personaje excéntrico y exasperante que le ofrecerá la oportunidad de encontrar respuestas en el remoto pueblo de Tighnabruaich, hogar de algunos de los clanes más poderosos de la antigua Escocia y donde ni el frío ni la lluvia son capaces de apagar la sangre herviente de familias por años enfrentadas. Elva, ajena a la discordia, se verá envuelta en esa trama convirtiéndose sin saberlo en elemento clave en el destino de todos ellos.

El Royal & Lochan tal como me lo imaginaba
El Royal & Lochan tal como me lo imaginaba

Me resulta difícil escribir más sobre el argumento sin desvelar sus misterios. Solo puedo decir que ésta está muy bien resuelta, con intriga, encuentros y desencuentros espaciados a lo largo de toda la historia que mantienen una tensión constante durante toda la narración.

Los personajes secundarios tienen mucho carácter, menos Carlos, aunque en ese caso no importa demasiado, siendo quien es. Me enamoré de Marisa, la gran amiga, ese pilar emocional de la protagonista que no dudaría en acompañarla hasta el fin del mundo. Después de la escena del hotel en Barcelona yo la hubiera llevado a Escocia, la verdad, aunque quizás dada su gran presencia y carisma hubiera tapado a la protagonista. Creo que un spin-off con Marisa podría ser una gran historia, ahí lo dejo.

Para mí la magia de la narración es claramente la forma de hablar de Elva, y creo no equivocarme si digo que quien conozca a Feli en persona y haya tenido el privilegio de compartir un bonito rato con ella sabrá que Elva habla como la autora. Al principio me dije: “Coño, ¡Elva es Feli!”. Pero a medida que el personaje se iba perfilando vi que no era ella en sí, pero en la forma de hablar tan espontánea y fresca. Sí, a ratos me dejó muerta. Morida. Matá. De risa, o mejor dicho de sonrisa amplia.

Y me quedo con una frase del libro que me encantó: “Si el ser humano tenía derecho a vivir un hecho excepcional a lo largo de su vida, yo, desde luego, podía darme por satisfecha”.

En fin, el libro me ha enamorado, y creedme que no he dudado en recomendarlo y envolverlo como regalo para una chica a quien me quiero mucho, así que si te gustan las historias románticas con una pizca de magia, folclore y aventura, ésta te sorprenderá.

SIN COMENTARIOS

  1. Albert, muchísimas gracias por regalarme tu opinión, por darle una oportunidad a Elva y perderte entre sus páginas. Me ha emocionado saber que te ha gustado, que has disfrutado que, en definitiva, te ha removido emociones. ¿Qué mejor recompensa que esta para un autor?
    Un besazo enorme.

Deja un comentario