Lazos Sangrientos: Libro 1 (Fabián Vázquez)

Lazos Sangrientos: Libro 1 (Fabián Vázquez)

45
0
presentacion_lazos_sangrientos
Presentación en Málaga junto a C.Santana

Voy a estrenar esta parte del blog con la novela Lazos Sangrientos: Libro 1, de Fabián Vázquez. Aunque ya ha pasado un cierto tiempo desde que me lo leí por última vez, mi lado de escritor ha surgido gracias a su apoyo y consejos, por lo que tenía muchas ganas de que mi primera reseña fuera de este libro.

Además Fabián quiso que yo fuera ese lector cero para este libro, una historia que empezó a fraguarse hace ahora diez años como un relato por entregas que publicaba en su web, una narrativa que entonces aún estaba bastante verde. De lo que fueron esos primeros capítulos a lo que encontraréis en este libro hay tanto en común como la noche y el día: fue todo reescrito ya desde una mayor madurez y desde las opiniones de unos pocos elegidos, de los que me enorgullezco de pertenecer.

Si bien el trasfondo de la historia no cambió, de lo cual me alegro porque hay una gran historia en este libro, la narrativa se volvió mucho más descriptiva y con un ritmo, aún trepidante, mucho más medido y con ritmos más equilibrados. ¡Vamos, que entonces casi no se podía ni respirar por la constante acción!

Uno de los puntos fuertes de este libro, y que me encanta, es la pasión nacida del deseo del autor de hacer vibrar a todo aquel que quiera adentrarse en ese mundo de magia y seres paranormales, esa misma pasión que ponía en esas tardes de sábado con juegos de rol que disfrutábamos con amigos en nuestro piso de Barcelona.

Claramente la novela nace de ese espíritu dinámico y de aventuras tan necesario en esas partidas donde la imaginación y la acción son clave, por lo que el lector se encuentra al poco de empezar con una historia rápida y trepidante que empieza cuando los jóvenes mellizos Marc y Joy descubren que la magia los ha marcado a cada uno de una forma distinta, despertando en ellos poderes que cambiarán sus vidas de tal forma que los llevará a descubrir un mundo a su alrededor invisible a ojos del mundo más mundano.

El argumento se basa en la atracción que estos grandes poderes despiertan en la gente ambiciosa, ávidos de poseerlos y controlarlos, por lo que ambos hermanos se ven envueltos en un inseguro mundo de sombras donde sus inusuales habilidades son codiciadas por fuerzas como La Orden, cuyo deseo es dominar todo el mundo y destruir el frágil equilibrio de fuerzas existente.

Marc y Joy, dos adolescentes cuyos valores están por encima de cualquier deseo de doblegar a los demás, lucharán con todas sus fuerzas junto a otros personajes que van añadiéndose en la historia para evitar que el mundo tal como lo conocemos llegue a su fin.

En general no soy fan de las novelas de acción Young Adult, ya que suelo buscar un estilo de prosa algo más descriptivo y enfocado en sensaciones y emociones, y no tanto en la acción, pero en este caso terminé el libro con la sensación de que había visto una buena película de acción donde los protagonistas eran adolescentes.

Aún así en algunas escenas sigo teniendo esa sensación de que no puedes respirar ni un segundo, y yo hubiera agradecido algunos fragmentos más en donde se describiera más lo que los personajes sienten, como viven lo que está ocurriendo en ese momento. Aunque claro, con secuestros y persecuciones de por medio, quizás algunos lectores encuentran precisamente como fuerte que no haya escenas lentas que puedan aburrir.

Me gusta además la historia que se forja entre Marc y Ryan, y como una relación homosexual forma parte de la novela con total naturalidad, sin etiquetas de LGTBI. Simplemente está ahí al igual que cualquier otro flechazo heterosexual, sin tomar más protagonismo del necesario ni desviar la atención de la verdadera historia ni de la acción. Ese de hecho es uno de los grandes cambios, puesto que en la serie original publicada en la web, la trama de Ryan y Marc había empezado a tener demasiado peso, ahogando a una Joy que pasó a un segundo plano. Creo que el equilibrar los pesos de los personajes dando de nuevo fuerza a Joy fue un gran acierto. Supongo que en este punto queda claro que mi personaje favorito es Joy, ¿verdad?

No voy a desvelar nada más, pero sólo diré que cuando terminé de leer la novela, dejándola donde la dejó, no pude refrenarme de soltarle al autor, con mucho cariño, un “¡Pero qué cabrón!” dirigido a Fabián Vázquez. Estoy convencido que cuando la leáis estoy seguro que me entenderéis.

Así que si te gusta la acción y terminar cada capítulo con esa sensación de sorpresa y de querer más, dale una oportunidad a esta historia sobrenatural. Estoy seguro que no te defraudará.

Y a ti Fabián, como ya me has escuchado decir varias veces, ¡ya estás tardando con la siguiente entrega!

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.