Ruta de Sa Farola

Ruta de Sa Farola

1001
0

El mismo día que hice la ruta por Ciutadella me animé también a hacer este paseo, un trayecto de 3,6 kilómetros de ida (y otros tantos de vuelta) entre la plaça la Font del centro de Ciutadella y la cala En Blanes.

En un primer tramo hay que ir por la calle. Es un tramo donde no experimenté mucho tráfico y que recorrí a paso tranquilo y vigilando en cada cruce. Siguiendo Santa Bárbara llegué a la plaza Quintana de Mar y sigo por la calle hasta llegar a la bifurcación de la ronda Nord.

De hecho en este trozo se encuentra una zona de aparcamiento bastante grande, lo que si tenéis coche una buena idea sería llegar hasta aquí en coche y empezar la ruta en este punto, evitando así todo el trayecto mencionado.

El camí de Sa Farola se convierte en una calle rodeada y cubierta por grandes pinos. Al estar fuera del núcleo urbano y servir meramente como arteria de comunicación de la urbanización, hay muy poco tráfico, con lo que yendo de día parece ser un trozo bastante seguro y a la vez fresco gracias a la sombra que regalan los frondosos árboles.

Y llegamos al faro, construido en un pequeño peñón el 1860 para guiar a los barcos en su entrada al puerto de Ciutadella. Desde este mirador podemos pararnos a contemplar el centro de la ciudad y el castillo de Sant Nicolau.

IMG_8438

En este punto parte un carril bici segregado de la calle, de buen asfalto y con pendientes muy ligeras, que recorre todo el frente marítimo con vistas al mar en su primer tramo y a la cala En Blanes después. Hay pequeñas zonas de descanso por el camino, con bancos y papeleras donde poder comerse un bocadillo mirando la cala.

Llega un momento que el camino, después de subir una ligera pendiente y tras pasar por delante de los apartamentos de Cala’n Blanes Beach, empieza una bajada bastante pronunciada que termina en un tramo donde puede haber gente pasando, por lo que ojo si se llega en grupo numeroso porque hay números de que más de uno salga disparado hacia la arena de la playa.

Este paseo además de ser fantástico por liso y cómodo, y de tener unas vistas increíbles, termina en una magnífica playa donde pegarse un buen chapuzón para quitarse el calor de la patinada y relajarse en la arena.

Dejo a continuación mi valoración sobre la dificultad de los tramos. La ruta también se encuentra subida en Wikiloc.

Azul: el cielo hecho suelo; asfalto liso y mayormente llano. Apto para niños y principiantes.
Verde: buen asfalto pero con desnivel. Requiere mínimo dominio del freno.
Ámbar: aceras no lisas, cruces con tráfico, ya requiere una cierta autonomía y seguridad.
Rojo: calles normalmente de zona 30, sin aceras anchas, no apto para horas de gran tráfico. Con mucha precaución.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario