Ruta Maó – Es Castell

Ruta Maó – Es Castell

547
0

La MirandaEste año se ha construido un carril bici en la carretera Me-2, en el tramo entre Maó y Es Castell, de la misma forma que ya se hizo entre Maó y Sant Lluís, un carril totalmente segregado de la calzada y que permite ir patinando hasta este pequeño pueblo en la boca del puerto.

En el lado de Maó el carril bici empieza en la rotonda Abu Umar, donde la gasolinera. De todas formas empiezo la ruta aquí descrita en el skatepark de Sínia Costabella y en dirección la Miranda, pasando por Anuncivay y la plaza del Príncipe. Es una pequeña vuelta por Maó pero recorrer el paseo Marítimo es una gozada.

La bajada del mal rollo
La bajada del mal rollo

Una vez llegamos a la rotonda de la gasolinera cruzamos para llegar a la carretera que va a Es Castell, donde empieza el carril bici. Aquí la verdad es que me acojoné un poco: en medio de la bajada, que es ligeramente pronunciada, el carril se estrecha, volviéndose el suelo algo menos ‘adecuado’. No hay separación con la carretera y, mientras me iba acelerando, la valla al otro lado tenía una señal cuyo canto acojonaba. Pensé que como me resbalara o me pusiera nervioso si venía un peatón, o me lo comería o me estamparía contra el canto de la señal o me caería a la carretera. Quizás no afecta tanto a una bicicleta, pero para patines es un punto negro que te encuentras nada más empezar. No me parece seguro para hacer una ruta de patines multitudinaria, para principiantes o donde haya niños.

Ignorando este trozo, el carril luego es un placer, con suaves desniveles y una buena separación con la calzada. Se trata únicamente de un kilómetro, terminando en la primera rotonda que te encuentras en Es Castell.

Dentro de Es Castell el asfalto es liso y en muy buen estado, sin zonas empedradas. Entrando por la calle Victori llegamos a la plaza de s’Esplanada, la plaza del ayuntamiento, un espacio amplio donde se puede patinar bien a gusto. Des de aquí nos acercamos a la miranda, el paseo que bordea toda la zona alta del puerto, con unas vistas magníficas.

Des de aquí todo el paseo bordeando el puerto es liso y amplio. Únicamente hay un pequeño tramo de calle (Sant Ignasi y Bellavista) que hay que recorrer por el asfalto para volver a retomar el tramo liso, en carrer Cala Corb.

El camino de vuelta se hace por el mismo carril de ida. Quizás para volver al skatepark de origen podemos subir por Camí des Castell, una calle bien asfaltado y a la vez zona 30. De todo el camino el único punto que no me ha gustado es la bajada de la rotonda, por lo demás es un camino fácil y chulo. La ruta la podéis ver subida en Wikiloc.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario