Furoshiki

Furoshiki

795
0

En 1997 viajé a Londres con mi hermano Salva. Paseando por los alrededores de St. Paul vi un escaparate que me llamó la atención, había libros japoneses, algo bastante nuevo para mi entonces, siendo varios de ellos sobre origami, afición que había desarrollado desde los 10 años o así. Me cautivó concretamente Gift Wrapping, de Kunio Ekiguchi, un libro sobre tsutsumi, el arte de envolver regalos, que dedica su último capítulo al furoshiki.

El furoshiki es una trozo de tela estampado, usado para envolver regalos. El nombre significa en realidad alfombra de baño, tal como explica este libro. Antiguamente los japoneses que iban a los baños llevaban un kimono envuelto en una tela, se cambiaban encima de ella al uso de alfombra de baño y empaquetaban luego en un fardo de forma que todo lo que llevaban quedaba recogido. A partir de ahí se empezarían a usar para transportar regalos, haciendo que las telas fueran cada vez de mayor calidad y con estampados más elaborados y bellos.

Existen varias formas de envolver objetos con furoshiki. Son bastante sencillas y pueden salvarnos en un momento dado en que tengamos que envolver algo y no tengamos papel o se nos haya acabado la cinta adhesiva. Podemos usar pañuelos grandes que tengamos a mano, pero si tenemos la oportunidad de encontrar una tela japonesa auténtica, el mismo envoltorio será en sí un regalo más.

La verdad es que me gusta poner detalles cuando preparo un regalo, sea en el envoltorio en sí, en elementos de papel (el buho es mi favorito). Pero siempre me picaba el gusanillo de tener telas japonesas para regalos aún más especiales. Así que no puedo describir lo fantástico que fue entrar en Eirakuya en Kyoto y encontrar una hilera llena de telas diseñadas para este propósito, desde las más básicas y asequibles hasta auténticas bellezas con hilos dorados.

Ahora ya tengo lo necesario para envolver ilusión, para esos momentos especiales que vayan a llegar.

 

 

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario