Renania: Aachen

Renania: Aachen

767
0

Aquisgrán, cuna del Sacro Imperio Romano Germánico, ligada siempre al nombre de Carlomagno y con una bella catedral coronada con una capilla palatina. Aunque administrativamente es una ciudad Renana, se encuentra alejada del río, junto a la frontera con Bélgica y Holanda y con un carácter más bien de ciudad interior. Lo que me gustó es lo grande que resulta el centro histórico y lo agradable que resulta pasear por él. Se ve que es una ciudad bastante turística y se han cuidado muchos detalles, además de una gran oferta de ocio y comercial.

Mientras nos acercábamos a la catedral tuvimos la suerte de escuchar un grupo coral que celebraba el final de una boda detrás de la catedral, lo que daba una ambientación al lugar especial, con el magnífico edificio como fondo. Destaca la capilla octogonal a partir de la que se originó el resto de la construcción.

Bajando por la Ursulinerstraße nos acercamos a Elisenbrunnen, un salón de estilo neoclásico donde emana la famosa agua termal de la ciudad, agua a 74 grados y sulfurosa. De ahí seguimos bajando por Adalbertstraße, zona comercial donde encontramos una curiosa escultura, la Kugelbrunnen, una bola hecha con diferentes segmentos que se abren y cierran como si se tratara de una flor, con esferas en su base. Dada su situación en medio de una importante zona comercial parecía el punto de encuentro típico de la gente para salir a tomar algo o para ir de compras. Sugiero seguir la calle hasta llegar a la rotonda donde se encuentra la iglesia de Sankt Adalbert, reconstruida en el siglo XIX siguiendo el estilo románico de la época.

De aquí volvemos hacia el centro en dirección al Ayuntamiento, edificio construido sobre las ruinas del palacio de Carlomagno en el 1353. Como es ya la hora de comer hacemos una parada en un restaurante y luego con la barriga llena ya vemos el Ayuntamiento. En la explanada de delante coincidió una exposición de trabajos/feria organizada por algún instituto para recaudar dinero para algún tipo de viaje de fin de curso, con toda probabilidad.

Recomiendo visitar esta ciudad con calma, incluso si os organizáis un viaje a Holanda o Bélgica puede ser muy interesante hacer una visita a esta ciudad, no muy lejos de Lieja. A mí me causó una gran impresión y espero volverla a visitar en un futuro.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario