Romantischer Rhein

Romantischer Rhein

1314
0

Me acaba de llegar el programa de eventos del Rhein in Flammen 2011, un festival de fuegos artificiales ‘en serie’ que tiene lugar a lo largo del tramo llamado Rin romántico que va desde Koblenz hasta Bingen (bueno, en Bonn también) durante el verano.

Y no he podido dejar de acordarme en la ruta del año pasado, cuando monté ese viaje con mi madre y mi hermano a Alemania por la región del Rin. Así que empiezo el especial de Renania (Rheinland) por nuestro tercer día, cuando programé la excursión del Romantischer Rhein, un tramo donde el río serpentea entre colinas con pequeñas aldeas a sus pies y antiguos castillos coronando las colinas.

Contando con la puntualidad de los trenes alemanes (que fue al minuto), cogimos el tren de Köln a Koblenz temprano y llegamos justos para ir con paso ligero hasta el embarcadero de la Köln-Düsseldorfer, donde llegamos 10 minutos antes de las 10h, hora en la que el barco partiría río arriba. Cogimos el billete de ida y vuelta, la diferencia es de un par de euros, pero es que como el trayecto es lento la mayor parte de la gente hace la vuelta en tren que es más rápido, así que recomiendo coger únicamente el de ida a menos que queráis volver a hacer el mismo recorrido otras 5 horas.

Disfrutas del desayuno pasando por los castillos de Marksburg, Sterrenberg, Liebenstein, Burg Maus… todo recorriendo bellas poblaciones donde descansar en verano. Me encantó Boppard, ciudad balneario junto con Bad Salzig… me pareció un sitio precioso donde pasar unos días descansando en plan que te mimen.

Otro de los aspectos ‘importantes’ de este recorrido es Loreley, un risco donde el río es más profundo y tiene corrientes peligrosas, lugar donde muchos marineros han muerto y origen de leyendas y una parte importante del folklore alemán. En el paso por el risco una grabación antigua empezó a sonar el poema escrito por Heinrich Heine por los altavoces del barco.

Busco en vano esto que siento
De por qué estoy tan triste y apenado;
Una historia me ha dejado sin aliento
sin descanso en éxtasis he quedado.

Fresco está el aire y oscurece
calmo está el Rin en su mover;
La cima acantilada luz parece
es el último brillar del sol atardecer.

La más pura de las doncellas sentada
allá arriba lleva a maravillar.
su dorado tesoro se mostraba;
su dorado cabello ella al peinar.

con un peine de oro ella al usar
canta una canción ensoñadora
su melodía extraña al sonar
es intensamente abrumadora.

El pescador en su pequeña barca
apresado es en su anhelo y suspirar.
No ve las rocas no las abarca
Sólo allá arriba se pierde en su mirar.

Creo que el oleaje pronto arrojará
a ambos, a su fin a la barca y al ser;
Eso es lo que esa canción logrará
La Lorelei en hechizante atardecer.

De Heinrich Heine, extraído de la Wikipedia

Me hizo ilusión pasar por ahi pues cuando estudiaba alemán aprendí algo sobre la mitología germánica, sobre Loreley y los Heinzelmänchen de Köln. Pero bueno, debo decir que el barco estaba lleno de gente más bien mayor, y alguna que otra pareja joven viviendo su romance… no es una gran aventura, pero fue un viaje muy relajado, y lo disfrutamos mucho.

En vez de bajar en Bingen paramos en Bacharach donde comer y pasar la sobremesa. Gran elección, pueblecito típico de la región, con gente muy maja. Recorriendo la población pasé por una zona con jardines privados preciosos cerca del río, no pude más que felicitar a uno de sus propietarios que estaba ahí por como lo tenía, quien en cierta forma agradecido por las palabras no dudó en enseñar todo el sistema con que había hecho el jardín.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario