La redundancia de la estupidez

La redundancia de la estupidez

793
0

Hacerse un tatuaje es una decisión que debe pensarse mucho. Es algo con lo que tendremos que convivir durante toda una vida. Así que es buena idea ir a un tatuador profesional y evitar gente con poca experiencia que, por muy barato que lo hagan, o por mucho que sean “amigos”, te pueda dejar algo horrible grabado en tu piel por vida. Ejemplos de ello podemos encontrarlos en la genial web BadTattoos.

Por otro lado, suele ser mala idea hacerse un tatuaje con prisas, después de una noche de fiesta… aunque a veces alguien lleva planteándose un tatuaje durante dos años… y aún así la idea puede seguir siendo realmente mala… porque por mucho que llevemos dos años pensando en escribirnos en la frente la palabra ESTUPIDO , tatuarse eso es realmente de estúpidos. Irónica redundancia…

Me parecería algo más “pasable” que alguien se hiciera semejante tatuaje en la espalda o en un lugar menos visible, pero pasar el resto de tu vida con un cartel en la frente que te degrade me parece una insensatez. No podemos esperar el respeto de los demás con semejante cartel en la frente.

Y claro, con acciones como la del idiota del post anterior, no es de extrañar que entre el 2001 y 2005 haya habido un aumento del 17% en intervenciones quirúrgicas para eliminar tatuajes (según la American Society for Dermatologic Surgery, como comenta Marisa DiMattia). Intervenciones que, dejando de lado su alto coste económico, no llegan a borrar completamente un tatuaje.

Con los años van a salir más estudios, encuestas y porcentajes sobre la eliminación de tatuajes, aunque a la vista está que esta cifra sólo va a ir en aumento, no sólo en Estados Unidos sinó que también en Europa.

Vale la pena echarle un vistazo a los artículos Tattoo Trends: It’s Not Just Sailors y Tattoo removal.

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario