Nacimiento de peces

Nacimiento de peces

1462
1

Hace aproximádamente un año aparecieron unos huevos pegados en el cristal del acuario. No eran los típicos huevos de caracol, eran algo más grandes y oscuros, todo lo contrario de los de caracol que resultan gelatinosos y diminutos. Pero el escalar que teníamos en ese momento observaba con mucha atención esos huevos, y al día siguiente ya no estaban.

Algo ya había leído de lo difícil de la reproducción de los peces en un acuario, pues es un entorno muy reducido y donde unos huevos tan a la vista no dejan de ser caviar para el resto de habitantes del recipiente. Y tampoco tenía la intención de comprar parideras y rollos de esos.

Total, que ha pasado el tiempo, ya no está el escalar, y los peces que hay son bastante pacíficos… sobretodo después de quitar la botia asesina que nos recomendaron para acabar con los caracoles, que realmente acabó con los caracoles y, faltándole estos, empezó a comerse el resto de peces. Y un buen día aparecen peces pequeños! En un principio se avistaron dos, pero con el paso de los días ya han crecido y ya están más a la vista, haciendo un total de 4 preciosos peces gato.

La verdad es que ha sido una suertre que, sin parideras ni historias, la gestación de esos peces haya tirado adelante. Aunque estos peces se encuentran dentro de los sencillos de cara a la reproducción, no deja de ser difícil que ésta se produzca en los acuarios sin ningún tipo de ayuda (las parideras, por ejemplo).

Así que actualmente el acuario se compone de neones, gatos y golfistas, que habitan en perfecta armonía.

1 COMENTARIO

Deja un comentario